miércoles, 30 de marzo de 2016

Oficios y documentos en la Valencia Medieval. Iluminadores, escribanos, encuadernadores (II)

¡Hola!
He vuelto, tal como os prometí para continuar el tema, el cual en su día compartí con vosotr@s y tan buena acogida tuvo.

Por si alguien no leyó la entrada anterior, adjunto la dirección:
http://sunimocholirosello.blogspot.com.es/2015/06/los-libros-saber-y-belleza-oficios-de.htm 

Iniciamos ésta con un artífice de la Valencia Medieval, Pere Soler, del que se tiene noticia de su estancia, en la mencionada ciudad, desde 1404 al 1434, aunque antes estuvo trabajando como iluminador en Aviñon (Francia) para el Papa Benedicto XIII.
Aparte de su faceta artística como iluminador, en otros documentos se le menciona como pintor y escribano e incluso como "lligador" (encuadernador).


Por las referencias documentales conocemos, entre otros trabajos, el encargo de iluminar un salterio y un misal, éste llamado:"Summa Predicabilium"


Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico
(...) per il·luminar, caplletrar e parrafar un libre appellat Summa predicabilium.

El párrafo anterior ha sido extraído de un registro documental del año 1429, por el cual Pere Soler y otro iluminador, Domènec Adzuara, otorgan àpoca (recibo) por el pago de los trabajos hechos en el mencionado libro. Este fue hecho para fray Mateo de Reggio por encargo de la reina María de Castilla, a la que vemos en el detalle de una miniatura.

Los reyes, Alfonso y Maria, y su corte asisten al oficio en la capilla real
Detalle de la miniatura de Lleonard Crespí




Miniatura del Libro de Horas de Alfonso el Magnánimo
Lleonard Crespí , siglo XV
 British Library,  Londres

Las siguientes imágenes ilustran el trabajo de laicos y religiosos, en su obradores o monasterios, en la redacción o copia del manuscrito o libro.


Oficios medievales

Detalle 

San Jeronimo. Maestreo del Maréchal de Boucicaut  (1410-1415)
Museo  Jacquemart André (Paris)





Ilustración que recrea el trabajo de escribir o copiar e iluminar


Ah¡, pero el trabajo de escritor no fue oficio exclusivo de los hombres, pues hubo mujeres escritoras de gran relevancia, entre las que citaré, por ejemplo, a Christine de Pisan, reconocida como tal durante gran parte de su vida (Italia 1364- Francia 1430).

Christine de Pisan (Italia-1364, Francia 1430)


Y como no citaré a Elionor Manuel de Villena, más conocida como Isabel de Villena, nacida en Valencia en 1430 y fallecida en 1490, religiosa, conocida como la primera escritora en lengua valenciana, destacando como poeta y prosista. Desgraciadamente de toda su obra solo se ha conservado la "Vita Christi", reconocida universalmente.



Pero sigamos con el continente del manuscrito, que una vez escritas las hojas, se procedía a unirlas de manera artesanal (relligat a mà) amarrandolas con hilos de cáñamo.
De aquí el oficio de lligar, (encuadernar). 

Detalle del ligado o encuadernación de un manuscrito

La cubierta, para las páginas ya unidas, dependía del tipo de manuscrito. En el caso de los libros administrativos o notariales, su encuadernación se hacia sin lujos. Es a partir del siglo XII cuando algunos manuscritos se cubren con un envoltorio de piel y tela. Con ello se protege y sirve de soporte para apoyar el libro. Aunque algunos fueron encuadernados con cubiertas pintadas, éstas tan curiosas e interesantes como la que os presento.



  Libro-manuscrito de Comptes (de Jaume Celma, clavari )
por los costos para la entrada del rey Fernando  I de Aragón
Archivo Histórico Municipal (Valencia)


Aunque algunos fueron encuadernados con cubiertas pintadas, éstas tan curiosas e interesantes como la que os presento.

Cubierta del libro del biccherna de Siena (1343)
The Metropolitan Museum of Art New York

Es un panel de madera pintando, que sirvió para cubrir el libro de cuentas del biccherna (magistrado) de Siena.

En la parte superior están representados tres personajes, todos ellos del comité de tesoreros y administradores de la comuna y cuyos nombres figuran a continuación. Quizás el mas curioso sea el carmarlingo (secretario), con sus ropaje de monje cisterciense, contando la bolsa de dinero ante dos oficiales.


Detalle de la cubierta del libro del biccherna de Siena (1343)
The Metropolitan Museum of Art New York


Algunas cubiertas son, como podéis comprobar en la siguiente imagen, de belleza excepcional por su labor artística. Ésta destaca por su repujado en oro y piedras preciosas como la esmeralda y otras de tonalidades azules, además de las perlas.

Cubierta con incrustaciones
Codex Aureus de San Emmeram (870
Bayerische Staatsbibliotehek, Munich (Alemania)

Vemos otro ejemplo de cubierta espléndidamente trabajada.


Biblia Pauperum (Biblia de los pobres)


Aunque no todas las portadas son tan singulares como la que hemos visto, pero algunas tienen características particulares como los adornos de metal: clavos incrustados, esquineras y cierres con cadenas. Éstas servían para encadenar, en los pupitres o mesas, aquellos libros que eran mas solicitados para evitar su robo.






Encuadernaciones de la Edad Media


Como habéis podido apreciar, algunos manuscritos o libros estaban cubiertos con portadas de piel, finamente elaboradas.





Otra característica en algunos libros es la de los cortes dibujados. 



Ésta decoración ya se utilizaba en la Edad Media para embellecerlos.








Si el texto ya destaca por estar redactado con una pulcritud y caligrafía excelente como se puede apreciar en el siguiente folio


Folio del  libro  "Summa Predicabilium" (siglo XV)




la decoración es de una técnica de costoso proceso, en la que se incluye una miniatura, letras capitales decoradas y bordes (droleries) decorados con pequeñas escenas figurativas, de animales y motivos vegetales, todo ello de marcada fantasía.


Manuscrito  de "Les Usatges i Constitucions de Catalunya)


Una parte de la página iluminada es la letra capitular.


Letra capital del manuscrito de Cancillería Real (1344)
del rey de la Corona de Aragón Pedro IV el Ceremonioso
Biblioteca Nacional de Francia
La letra mayúscula o capital se empleaba, en los libros miniados, como inicial de la primera palabra del cuerpo superior con respecto al resto del texto y, como podéis observar, estaba ornamentada con intención de dar una visión estética. También podía ser la letra inicial de un capítulo, párrafo, documento o cualquier otro escrito en el que se quisiese resaltar del conjunto.
En la que os muestro está representado el rey de la Corona de Aragón Pedro el Ceremonioso, o "el del Punyalet" (1319-1387). 


Parte del rollo genealógico en el que está representando Pedro IV de Aragón (1400)
Monasterio de Poblet (Cataluña)


Detalle de la letra capital del manuscrito de Cancillería Real (1344)
del rey de la Corona de Aragón Pedro IV el Ceremonioso
Biblioteca Nacional de Francia



En la siguiente imagen, nuevamente apreciamos el trabajo de tan singular precisión,tanto en el plegado del ropaje, en las actitudes de los personajes, los detalles y el colorido manifestando todo ello una técnica perfecta.



Página iluminada del Llibre de Consolat de Mar
Jaime I rodeado por su corte
Domènec Crespi



Espero que os haya gustado.